Libro: TOS

Acerca de ella, la fama y lo significante de los flashes.

Agradecimientos 

(Fragmento de "Tos", editado por Tinta Libre. Agosto 2013 / Página 135) 

 

Difícil salir de ella para llegar a mí. Pareciera que nuestra existencia s despliega en una sintaxis imperfecta de instantes. De trazos que seflaquean inmensos ante lo curvilíneo de estas letras.

TOSLos siguientes son algunos de los personajes externos a esta trama que accidentalmente o no importunaron me al dejarme finito en cicatrices,mordiscos y mimos. Ellos/ellas hacen a este libro.

A todos aquellos que mediante feedback, ánimo, saturación o polaridad, me arrojaron al abismo de esta obra.

A los lectores. A los que hicieron paralelos en sus irises para perderse en alguna de mis obras anteriores. Formato papel o virtual, o mediante intervenciones como la de la Bienal de Valencia en 2005, o los cuentos para niños de mi infancia, esta prosa les pertenece. Desde que tengo memoria he querido estimularlos y me lo permitan o no seguiré haciéndolo hasta aburrirme. Lo prometo.

A los escritores de puño y letra que nos cuentan al oído acerca de universos en expansión. Al maestro Eugenio Varas, a la inocente María Abad González, a la elegancia cruda del gran Juan Manuel Suppa Altman e inevitable no hacer mención a mi padrino de rutas, Don Maximiliano Iozzi, que pasea ahora sus barbas quien sabe dónde.

A David Foster Wallace, que en creatividad descanse.

A todos los que compartieron un escenario conmigo. Ya sea para toca rmúsica, pasar visuales, animar un evento o defender una idea de digna e impetuosa vanguardia. A los amigos de camerinos, a las maquilladoras, vestuaristas y operarios de engranajes diversos. A los productores que tironean de tu mano para llevarte por los pasillos de una TV tan similar a los circos. A los que molestan desde el parlante roto de una radio.

A los que sellan los visados en los pasaportes, a los perros de la aduana,a las recepcionistas de hoteles, a las azafatas de vuelo, al servicio a la habitación. A los managers, asistentes y relaciones públicas. A la prensa.A todos aquellos que de una forma u otra permiten que la soledad pueda cuantificarse en pena para sublimarse en arte.

Al editor de este sueño abstracto, y a todo el equipo editorial de Tinta Libre Ediciones. A Susana Graciela Fradkin, a quien espiaba de niño al verla corrigiendo manuscritos junto a grandes escritores. Ahora hace legible lo ilegible conmigo. Gracias mamá.

A mis amigos de hacer escalas por el mundo. Los de mi hogar en Valencia: Andreas, Eddie Owete, Erika, Silvia, Toni Castro, Nuria, Juanjo,Daniel, Arturo y Alexis. A los fragmentados en London (Stan Slawinski, Magda y Christian), New York (Miki), Berlín (Tina, Felix y Albert),Barcelona (Mary), México (Patricio Lobeira) y Montevideo (Laura Silva).

A mis amigos de acá. Los que hacen de Buenos Aires un hogar sinlimitaciones de visado. Mostros como James, Sandra Piterman, Federico Suárez del Cerro, Fede Wahlberg, Agustina Barris, Carola, Noe, Mauri, Lu De Palma, Christian Loholaberry, Fer Parra, Karina, Fernanda Leoni, Juan Gianmarchi, Yoel, El Toro & Cintia, Nacho, Pablito Podgaiz, Maxi Giaconia, Sol Capilla y El Alemán.

A Martín, el rey filósofo. Mi amigo, compañero y socio. Hemos tocadoel cielo con las manos. Te quiero, men.

A Leo, el rabí. Uno de los imprescindibles. Pocos hombres saben alternar tan bien la escucha con la acción. Habría que clonarte.

A Fabio, mi hermano adoptivo. No sé quién adoptó a quién pero estafatalidad hace de tenerte cerca un placer, brother.

Al team de abrazadores palermitanos: Néstor, Helia y Guillermo.

A los chicos del IUNA, a la crew de Motivarte. A los insurgentes Ceci ,Pablo, Daniela, Juanma, Lau, Carla, Fede, Lucas y a la revelación: Nicolás Figueroa.

A los Avens. A esos hombres inquietos con los que he erigido un imperio de amor, realización personal y búsqueda, los imponderables: Barney, Lucho, Luis, Nacho, Cech, Phantom, Charmant, Andy, Zeta, Paris, Alan, Roy, Alvo, Zorba,Deal, Ignacio, Sherman, Nachón, Venn, Senshi, Rubi, Eddie, Panna, Luiggi, Fenix,Vinicius, Lux, Bryan, Bevud, Pater, y al irreverente Pagu.

A los guardaespaldas de mi tiempo. Personas que siempre es necesario tener cerca. María Elisa Izaguirre (prensa), Mariana Pappolla (asesoría de imagen), Diego (personal trainer). A los terapeutas SilviaPiave, Mónica Lewin y Ariel Bogdanowicz. Experimentado equipo endesanudar mis enredos neuronales. A David y Leo, de Volate los pelos.

A Katja & Misha, mis dos féminas felinas, que ronronean ahora mismomientras escribo estas líneas y que me han dejado adoptarlas, cuidarlasy protegerlas como si fuera uno más de su camada de félidos. A Lady &Lizzy que ronronean desde Berlín.

A mi viejo, hermanos, a mi prima Sarah y, por ahora, a mí único sobrino Ale.

A todos los profesores que aman lo que enseñan y enseñan lo queaman.

A todos los fotógrafos que comparten su visión delicadamente ruda delmundo.

A los que me he olvidado de agradecer en estas páginas y me haránsaber su celo y ternura al decírmelo, les aseguro que este reconocimiento es también para ellos.

A los benjamines. 

A Cami.